Crisis de la Modernidad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crisis de la Modernidad

Mensaje  Virginia Gonzalez Martija el Sáb Mayo 12, 2012 5:29 am

Crisis de humanidad
Los seres humanos que habitan este mundo moderno con sus fenómenos y transformaciones sociales, los que padecemos las crisis que se sienten como que nunca terminan; nos atañe preguntar: ¿Por qué las cosas son como son?, ¿Qué debe hacerse para que sean de otro modo? ¿Cuáles son los procesos que han dado lugar a la mentalidad educativa moderna y que han conformado los ámbitos Estatal, escolar, familiar y laboral? ¿Cuáles son estos cambios ocurridos, que han desembocado en el escenario educativo actual? Las instituciones modernas han emancipado a los individuos de la tradición para someterlos a su propio orden disciplinario. Las transformaciones ocurridas en los ámbitos antes citados, han dado lugar a una situación en la que las instituciones han perdido legitimidad con respecto a los sujetos que quieren ser cada vez más autónomos y libres.
Autonomía natural.
Estas transformaciones estructurales han conformado a un niño moderno, a un niño que debe enfrentarse al mundo; su inclinación natural, su razón propia, son los verdaderos protagonistas de su educación. De ahí surgen las teorías de adaptar la educación a los intereses del niño, a los de su propia actividad práctica. Esta afirmación de la autonomía del niño trae paralelamente la degradación de la autoridad en el mundo educativo. Era necesario integrarlo a un orden colectivo superior por el cual sintiese veneración y respeto. Crear una nueva moral que conjugase la ética del trabajo con el individualismo, la igualdad y la justicia social. La escuela era el mejor ámbito para inculcar dicha moral, porque su organización parecía una pequeña sociedad. Y el maestro era el más capacitado para comunicarla a sus discípulos, gracias a la autoridad que la sociedad le confería.
Sociedad de afecto.
Debido a estos cambios la familia se ha convertido en una esfera íntima y afectiva replegada sobre sí misma que reconoce cada vez más espacios de autonomía y de libertad a sus miembros. La concepción del matrimonio basada en el amor, es también un concepto de la modernidad, la familia se ha convertido en una comunidad de solidaridades afectivas intragrupales y los hijos son el centro de atención principal. A la familia se le ha considerado un instrumento esencial de reproducción social, de transmisión de valores, intentando mejorar la posición social de sus miembros para contribuir al mantenimiento de la autoridad en su seno. Esto se ha venido degradando, las relaciones se han hecho menos jerárquicas y autoritarias, se han convertido en más frágiles e inciertas y han traído una serie de consecuencias en las relaciones entre padres e hijos. Ahora estas relaciones se entienden más como un patrón contractual individual y democrático encaminado a despertar en los hijos una potencialidad oculta, a desarrollar su personalidad y su autonomía, que a transmitir normas y comportamientos de carácter colectivo a los que éstos han de someterse. En la actualidad y en el mejor de los casos, se les transmite a los hijos valores vinculados a su individualidad y a su independencia. Estos cambios de actitud y de convivencia familiar son los mayormente responsables de erosionar los patrones de autoridad entre padres e hijos, aunque también han intervenido otras realidades como el sistema educativo, el cual ha contribuido en gran medida, a la erosión de las normas de autoridad que antes regían en el núcleo familiar.
El consumismo trastoca la vida familiar.

Virginia Gonzalez Martija

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 25/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.